DAL Comunicación

Voluntariado: todos necesitamos de todos

Fecha de Publicación: 22 - 05 - 2007.

¿Cuáles son las motivaciones que nos llevan a colaborar como voluntarios dentro de una institución? Hay muchas razones. A veces un cambio personal, un episodio callejero puede ser el disparador de una acción solidaria. Incluso la crisis puede llevar a la gente a brindar su tiempo a otros. Según Mercedes Sanguinetti, una mujer con más de treinta y cinco años de voluntariado, mucha gente dice: "quiero ocupar mi tiempo, ser útil para los demás, sino me vuelvo loco…" Otras veces, se acercan jóvenes profesionales que quieren dar los primeros pasos de su práctica profesional. Lo cierto es que muchas instituciones no podrían funcionar sin el aporte de los voluntarios. El trabajo se organiza sobre el compromiso adquirido de los voluntarios que brindan dos, tres o más horas semanales.

Desde la experiencia de Mercedes, que ha trabajado como coordinadora del servicio de la diócesis de San Isidro que conecta a personas que quieren ser voluntarios con instituciones que necesitan una mano solidaria. Ella define este servicio como personalizado: "Mediante una entrevista se indaga que le gustaría hacer como voluntario, su experiencia laboral, sus preferencias, y a partir de allí, se busca un lugar donde colaborar." Pero no todo termina aquí, el contacto se mantiene hasta saber que el voluntario se encuentra a gusto y que la institución esta contenta con la persona. Si el voluntario quiere se le busca otro lugar para trabajar. El objetivo es saber que se encontró el lugar adecuado para la persona. Lo que se intenta en última instancia es lograr un compromiso a largo plazo y para ello es necesario que el voluntario se sienta bien allí donde brinda su tiempo.

El voluntariado de ubicar voluntarios, como lo llama Mercedes es básicamente local, se desarrolla dentro de la diócesis. Y es eficaz. Dado que la diócesis de San Isidro se extiende Vicente López hasta Tigre, se han buscado referentes de cada zona para que así los voluntarios encuentren rápidamente un lugar donde poder colaborar. Los voluntarios pueden ayudar en jardines maternales, talleres, apoyos escolares, lugares de contención de adolescentes, de tercera edad que son coordinados por Cáritas. A veces un voluntario quiere colaborar en tareas que no se realizan dentro del marco de Cáritas (por ejemplo lectura para personas con problemas de visión), se los contacta entonces con otras instituciones que desde un trabajo en red trabajan en otras áreas.

"El mundo es una red de relaciones y todos necesitamos de todos. El intercambio entre las personas enriquece a todos."

Lo cierto es que el número de gente que da su tiempo a otros miembros de la comunidad ha ido creciendo año tras año. ¿Pero trabajar como voluntario es simplemente dar? En realidad no. Colaborar desde cualquier institución en una tarea (por mas ínfima que parezca) es enriquecedora para el que la realiza. Dejar de pensar en uno mismo y comenzar a pensar en los otros. El voluntariado es un ida y vuelta. La solidaridad es una puerta para poder ver más allí, y por sobre todo, aprender de nuestro prójimo.

Construir la sociedad que deseamos depende de nosotros. Cambiar aquello que nos rebela, es posible si lo hacemos desde el amor a nuestro prójimo. Ser voluntario en una institución es posible y sólo requiere dos cosas: voluntad y compromiso. Todos podemos contribuir desde nuestra experiencia y potencialidades. Todos tenemos algo para brindar a nuestro prójimo.

Cáritas en Casa Pastoral: 4747-5378 y 4743-1306
Ituzaingo 90. San Isidro. Lunes a viernes de 9 a 12 hs.

 


Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo