Red Seguros

Y el ganador es…

Fecha de Publicación: 12 - 02 - 2006.

1 acto: El público se acomoda en sus butacas, expectante. Se levanta el telón.
2do acto: Aparecen en escena los actores, se presentan, sonríen a
diestra y siniestra, seducen a los espectadores.
3 acto: Repentinamente y por arte de magia, los actores sufren un shock
amnésico o algo así, comienzan a deambular sin rumbo por el escenario,
sus miradas esquivan las del público, se convierten en autistas, se
aglutinan en las esquinas del escenario a filosofar acerca de los
misterios más profundos de la vida humana, sin importar nada más. Los
espectadores atónitos.

¿Cómo
se llama la obra?: “Y… ¿dónde está el mozo?”. ¿Le suena?, seguramente
que sí, porque se renueva permanentemente en la cartelera de los más
disímiles restaurantes, boliches y “demases” locales gastronómicos de
la ciudad. Es casi una epidemia, la de los mozos autistas a la hora de
atender.
A esta secuencia faltaría agregar el cuarto acto, en el
que el espectador = cliente, sumido en la más profunda desesperación
por recibir atención y en un intento de no ahogarse en su desasosiego,
empieza levantando una mano, las dos, sigue tratando de chistar
sutilmente para no inquietar al resto de la audiencia, pero no alcanza.
Se inicia la fase del agite, exclamaciones, seudo silbidos, hasta que
finalmente al modo de un volcán en erupción, la lava empieza a subir,
el cliente se levanta y expresa su ira en la barra más cercana.
Continuando con estas particulares carteleras hay otros éxitos en
cartel, igual de intensos al momento de la experiencia. Por ejemplo:
“Legalmente rubia” (por extensión morocha, caoba, planchada, teñida,
alisada, tatuada o pierceada) con escenarios plagados de ninfas
apoteóticas, puro piel y hueso, que evidentemente no comen ni ahí ni en
ningún lado; alimentadas a oxígeno, que impávidas reptan entre las
mesas, con aire de -” no sé a donde voy, no me acuerdo tampoco, pero no
me vayan a molestar con trivialidades, que este es mi momento de
brillar”, al tiempo que se abren paso casi como sobre una pasarela.
Cuando se les pregunta, balbucean monosílabos y su frase preferida es
“No sé, ya te averiguo”, cosa que harán tres horas más tarde, cuando a
uno ya se le ha ido el hambre, las ganas y el humor.
O, también existe, la versión, “American Pie”, que más que un lugar
para ir a comer, parece una fiesta de egresados, plagado de jóvenes
camareros, cada uno con su libre interpretación de lo que es un buen
servicio; en plan de vamos a jugar a trabajar, sin mucha noción de lo
que tienen que hacer, pero eso sí, “con toda la onda”.
Tampoco faltan espectáculos al estilo “The Mask” ,del under, todos
showmans, mozos que hacen su propio espectáculo en cada mesa, chistes,
comentarios, acotaciones a la conversación privada y hasta palmadita en
el hombro del cliente, harán la delicia y finalmente la pesadilla de
los comensales.
Lamentablemente son pocas las salas (continuando con la metáfora) en la
que aún se pueden ver, exponentes del tipo “Lo que resta del día”, con
mozos de raza y vocación de servicio, entrenados y atentos al más
mínimo detalle.
Pero ¡ojo!, que a diferencia de lo que pregona una conocida película
“Il mensaggero non e importante”, en este caso “el mensajero de nuestro
deseo”, es la pieza clave para que la experiencia resulte un éxito,
nadie más que él llegará a la cocina, manejará los tiempos o logrará
ese mimo extra.
Un gesto, una mirada equivocada, una mala conexión, bastarán para
romper la armonía desatando la más brutal de las batallas campales,
aunque no derrochemos un solo exabrupto en ello y la lucha se libre en
el más exquisito silencio.
Están en su arena, en su mano duerme el mango de la sartén, conocen de
artilugios; más allá de que convengamos, que nosotros como audiencia no
siempre somos un destello de virtudes, ni montamos el mejor de los
espectáculos, pero eso… quedará para otra entrega.

Pamela Bentel

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo