DAL Comunicación

Yoga e integración personal

Fecha de Publicación: 07 - 12 - 2005.

La práctica de Yoga es un profundo proceso de desarrollo e integración personal. Cada práctica debe adaptarse a la capacidad individual y a la necesidad de cada alumno.

 

 

Se confunde la práctica de asanas o posturas con la práctica de Yoga. Las posturas son una parte de la práctica, esta es incompleta si no se la acompaña con trabajo respiratorio o pranayama y la búsqueda del equilibrio entre el cuerpo y la mente por medio de la meditación. Este equilibrio se alcanza a través de una actitud reflexiva que nos acompaña en el transcurrir de nuestra vida, cualquiera sea su circunstancia, especialmente en nuestra vida cotidiana. La "actitud y?guica" intenta remover los obstáculos que oscurecen nuestra mente y nos privan de claridad mental.

Desintegración personal

En el transcurrir de la vida, hay momentos en que experimentamos que todo se derrumba a nuestro alrededor, la realidad se fragmenta en forma ca?tica y confusa, estamos imposibilitados de comprender.
Frecuentemente no son los acontecimientos los que producen esta situación, sino nuestra propia actitud ante ellos.
Analizando nuestras vidas, descubrimos que en ocasiones similares hemos podido enfrentar la confusi?n y el caos de manera l?cida y eficaz.
Esto sucede cuando estamos integrados y nuestra mente percibe con claridad y prevalece un sentido de orden interior en nosotros. De este orden surge el estado de libertad interior que nos permite tomar decisiones sin apresuramientos y actuar en consecuencia. Todos deseamos que este estado permanezca en nosotros como fuente de salud física y ps?quica. No es sencillo, cada experiencia trae un sobresalto y la necesidad de adecuación y aceptación
La búsqueda de ese estado saludable puede orientarse en la práctica de Yoga, no como un hecho aislado que acontece en días y horarios prefijados, sino como una actitud permanente en nuestra vida. Como un recurso para estar mejor
Es interesante comprobar como la práctica de ?sanas, pranayamas y meditación "trae de regreso" nuestra mente al cauce de la tranquilidad y la claridad consciente.
Y en la vida cotidiana, la "actitud y?guica" de reencuentro permanente con nuestro centro interior, sede de la integridad nos ayuda a ver a las personas, las cosas, los acontecimientos de nuestra vida tal como realmente son. Equilibrando apego y desapego a las situaciones.

 

 

 

 

 

María del Pilar Etchehon
Profesora de yoga
Acompa?ante Terap?utico

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo